• Juan K LiBre

El Teatro Tierra llega a las sala Centro del Teatro Libre

El Teatro Tierra, dirigido por Juan Carlos Moyano y con más de treinta años en escena, practica un arte forjado en la brega del escenario, con raíces en lo colombiano y en las herencias del teatro universal y estará en temporada en la sala Centro del Teatro Libre a partir del 28 de octubre y hasta el 13 de noviembre.

El Teatro Tierra llega a las sala Centro del Teatro Libre

Hécuba o la razón de la locura - 28, 29 y 30 de octubre / 7:30 p.m.


Hécuba, reina de Troya, símbolo de su pueblo, destronada por la invasión griega, es sometida a escarnio y sin desearlo se vuelve testigo de las crueldades de los ejércitos de Agamenón.


Ella misma es víctima directa y ve con horror las muertes de sus hijos, la violencia contra sus hijas y el arrasamiento que echa por el piso el esplendor de los troyanos e incinera cualquier vestigio de la vieja gloria de los derrotados.


Solo quedan algunas mujeres convertidas en esclavas y tomadas como botín de guerra.

La inconfesable - 4, 5 y 6 de noviembre / 7:30 p.m.


Es una pieza contemporánea, con raíces temáticas en las antiguas leyendas griegas. Esta pieza del Teatro Tierra revela aquello que los trágicos no pudieron mostrar:

una mirada de ahora y de siempre, acerca del ser humano, la guerra, el amor, la venganza y las disyuntivas del destino.


Retoma algunos problemas familiares del difunto Agamenón, rey de Micenas; conflictos relacionados con la vida privada en el hogar de este legendario personaje.

Clitenmestra (la esposa), Electra (la hija desterrada), Ifigenia (la hija muerta) y las Euménides (El coro) tienen un encuentro inédito que permite reconsiderar la naturaleza de la sociedad y los conflictos humanos que surgen en todas las épocas cuando más de dos seres se encuentran y se desencuentran.


Casandra - 11,12 y 13 de noviembre / 7:30 p.m.


La obra se desarrolla en un territorio desolado por la guerra. Ilión ha sido destruida, y con esta, el lugar de las raíces, los cuerpos, los templos, los cultos y la memoria.

En este caos la única voz que escuchamos es la de Casandra, petrificada ante este atroz espectáculo.


En su monólogo, ella va contando cada momento que signa el destino de esta ciudad y de un pueblo que ve morir a sus mujeres y hombres.

Ella pone palabras a los desastres de la guerra y a los sentimientos de las mujeres que históricamente han sido tratadas como botín de guerra.


Boletería: https://pintiket.com/