• EL ENFOQUE

Agotamiento emocional, una fuerte batalla en medio de la pandemia

Diferentes estudios realizados en los últimos meses, han demostrado que el 91% de las personas están presentando síntomas de agotamiento emocional relacionado con el trabajo desde casa y el aislamiento social debido al COVID-19, muchas de estas personas sienten que no pueden tomarse un tiempo libre para desconectarse, identifican que están pasando más tiempo del habitual en modo trabajo y que no logran descansar.


El agotamiento es un estado de cansancio crónico a nivel físico, mental y emocional causado por el sobreesfuerzo y el estrés excesivo y prolongado. Algunos signos pueden ser:


Falta de motivación.

Sensación de estar saturado de todo.

Disminución en la productividad.

Irritabilidad por pequeñas cosas o sin motivo aparente.

Cansancio después de dormir: pasar varias noches seguidas sin sentir que se recargó de energía después de 7 u 8 horas de sueño continuo.


Blanca Mery Sánchez, master en neurociencia aplicada a la felicidad y al alto potencial, entrega 8 tips para que pueda recuperarse del agotamiento emocional en este momento de adversidad:


1. Identifique los comportamientos que le están agotando (falta de sueño, exceso de tiempo en pantallas, falta de conexión con las personas).

2. Reserve un espacio al comienzo del día para respirar, meditar u orar con esto le colocara una intención a su día y podrá activar el propósito.

3. No se exceda en las tareas que realiza cada día, estar ocupado no es lo mismo que ser productivo.

4. Disfrute de las relaciones sociales, haga una llamada a un amigo o familiar con quien se sienta bien hablar.

5. Mueva su cuerpo, estírese, camine, baile o haga yoga, para sentirse bien la actividad física es indispensable.

6. Defina un horario y cúmplalo para las actividades básicas (levantarse, comer, dormir y trabajar) la falta de rutinas afecta el bienestar emocional.

7. Practique la gratitud, su cerebro cambia cuando conecta con las emociones positivas puede ir de a poco identificando pequeñas cosas que le hacen sentir bien, recordarlas modifica los neurotransmisores y le ayuda a descansar.

8. Cultive la calma: busque actividades que le permitan relajarse y haga de ellas parte de su día, así podrá ir recuperándose poco a poco.