top of page
  • Foto del escritorJuan K LiBre

Vivir rodeado de naturaleza sin alejarse de la ciudad: la nueva apuesta del sector inmobiliario

* Según el DANE durante el primer trimestre del año se solicitaron más de 40 mil créditos de vivienda

* “La compra de vivienda nueva en el primer semestre de 2022 aumentó un 34% con relación al 2020”: Camacol


El ritmo de vida de las personas es cada vez más acelerado, sobre todo cuando se vive en ciudades principales o de gran tamaño, en donde hay mayor congestión vial, contaminación, no solo ambiental sino visual y auditiva, entre otros factores a los que irremediablemente están expuestos los ciudadanos día tras día. Es por este motivo que algunas familias buscan opciones de vivienda más tranquilas, sin que esto signifique alejarse completamente de la ciudad.

Vivir rodeado de naturaleza sin alejarse de la ciudad: la nueva apuesta del sector inmobiliario

Precisamente, el incremento en el desarrollo de proyectos inmobiliarios que mezclan lo urbano y lo rural, guarda relación con la mejoría que ha tenido el sector, en medio de la reactivación económica. En cifras, de acuerdo con la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, durante el primer semestre de 2021, en todo el país, se vendieron 255 mil unidades habitacionales nuevas, y a julio de 2022 se registran 253.499 viviendas vendidas, lo que representa un aumento del 35,2% y del 34.1%, con respecto al 2020. También se destaca que el incremento de proyectos inmobiliarios en el sector rural ha presentado un incremento del 50% en lanzamientos y el 30% en ventas.


Adicionalmente, de acuerdo con el DANE, en el primer trimestre del 2022, los colombianos solicitaron alrededor de 40.000 créditos de vivienda, para los cuales se desembolsaron más de $5 billones; el 76% fueron destinados para la inversión en proyectos VIS.


Frente a este panorama de rápido crecimiento, los proyectos que combinan lo natural y lo urbano, cerca de la ciudad, se encuentran al alza, ya que al estar cerca de la urbe pueden ser considerados de “rápido desarrollo”, por lo que suelen ser inmuebles que logran una importante valorización en el corto plazo.


Pero más allá de las razones económicas, las principales ventajas de vivir en zonas rurales están relacionadas con aspectos como la seguridad, la tranquilidad, la posibilidad de tener mejores y más amplios espacios, zonas verdes para el esparcimiento. Por otra parte, vivir en zonas alejadas de la contaminación y ruido impacta de forma positiva no solo en la salud física, sino también en la salud mental, debido a que la ruralidad posibilita el contacto con la naturaleza y, por ende, con espacios que permiten reducir trastornos como el estrés y la ansiedad.


Arrayán, bienestar entre lo natural y lo urbano

A propósito de proyectos que le apuestan a lo natural y lo urbano en un mismo espacio, Compensar lanza “Arrayán, Bosques de La Calera”, ubicado a tan solo 8 kilómetros de Bogotá.


En este proyecto las familias podrán vivir en un espacio rodeado de naturaleza, en donde encontrarán zonas de descanso y recreación, adicionalmente se brinda la posibilidad de acceder a diferentes beneficios como subsidios de vivienda, créditos y muchas otras opciones para adquirir vivienda propia.


“Arrayán constará de 192 apartamentos, a través de los cuales pretendemos cumplir el sueño de muchas de familias de tener una vivienda propia. El objetivo de este nuevo proyecto, que se suma a los 23 con los que ya cuenta la Caja de Compensación en Bogotá y Cundinamarca, es ampliar la cobertura de Compensar en sus diferentes frentes, llevando bienestar integral a cada vez más familias” explicó Carlos Andrés Rodríguez, Gerente de Subsidio y Vivienda de Compensar.


Este 3 y 4 de septiembre será el lanzamiento de este proyecto y la oportunidad para que las familias y todos aquellos interesados en un estilo de vida más tranquilo puedan conocer este nuevo espacio que ofrece Compensar, durante ese fin de semana se realizarán actividades y se brindarán beneficios especiales para los futuros propietarios.

Commentaires