• EL ENFOQUE

Recomendaciones para que los tenderos maximicen sus ventas en cuarentena

* El 80% de los colombianos hace compras en tiendas de barrio, siendo este uno de los canales de distribución más importantes de productos de consumo masivo en el país.

* Cumplir con medidas de bioseguridad, mantener precios asequibles y ofrecer una excelente atención al cliente, son algunas de las recomendaciones para que los tenderos maximicen sus ventas durante el confinamiento.

Las tiendas de barrio tienen un rol fundamental en los hogares en Colombia porque satisfacen las necesidades de consumo del día a día. El 80% de los colombianos compra en tiendas de barrio; esta cifra indica que, a lo largo de los años, las tiendas se han posicionado como uno de los canales de distribución más importantes de los productos de consumo masivo en el país.

Alimentos Polar Colombia, reconoce en los tenderos un aliado fundamental para su crecimiento. Sus productos insignia como las harinas precocidas de maíz marca PAN, Avena Quaker, y los alimentos para mascotas, entre otros, están presentes en el 98% de las tiendas de barrio del país. A través de este canal de ventas, en los últimos cinco meses han logrado un crecimiento del 20%; porcentaje muy relevante, teniendo en cuenta que el canal tradicional es uno de los principales para la compañía.

En el marco del Día Nacional del Tendero, que se celebra el 30 de agosto, Alimentos Polar, comparte algunas recomendaciones para que los tenderos optimicen al máximo sus negocios en cuarentena:

1. Adoptar medidas de bioseguridad para atender a clientes: el coronavirus ha hecho que todas las industrias se adapten a esta nueva normalidad en pro del sostenimiento de sus negocios, de su seguridad y la de sus clientes. Puntualmente los tenderos, por el rol vital que cumplen en el abastecimiento de los hogares colombianos, deben ser cuidadosos y atender a sus clientes cumpliendo con medidas de bioseguridad, como por ejemplo: utilizar tapabocas y guantes para manipular los productos, lavarse las manos mínimo cada dos horas, atender a los clientes detrás una reja, o si es posible, a través de una ventanilla, permitir acceso limitado de clientes a la tienda para atender por turnos, manteniendo el distanciamiento físico y acceder al pago electrónico para evitar el intercambio de dinero en efectivo. También es ideal que en esta época los tenderos cuenten con domicilios propios o a través de aliados para atender a sus clientes y así llegar a más hogares en los barrios.

2. Garantizar un portafolio de productos actualizado: los tenderos deben preocuparse por asegurar que sus negocios estén permanentemente abastecidos no solo con alimentos, y elementos de aseo, entre otros, sino además garantizar a sus clientes productos básicos para la protección de su salud como guantes, tapabocas y alcohol. Estos son elementos que en esta época todos los clientes están buscando y que no pueden faltar en ninguna tienda ni hogar del país.

3. Mantener precios competitivos: gran parte del éxito de estos negocios está en que por lo general están ubicados al interior de los barrios y esto supone un punto estratégico para que los clientes hagan sus compras sin necesidad de desplazarse utilizando medios de transporte. La clave para que las ventas sean estables y fidelizar a los clientes, está en mantener precios competitivos, y tener claro que el comprador siempre tiene en mente cuál es el sitio que ofrece el valor más asequible. Es importante tener en cuenta que, por una diferencia que podría parecer insignificante, se pueden perder varios clientes.

4. Atender al cliente como si fuera el primero: Los tenderos deben cultivar la relación con los clientes para que además de una relación comercial, se vayan construyendo lazos de confianza en donde eventualmente se pueda hablar incluso de una “amistad”. Lo primero que hay que tener en cuenta para construir buenas relaciones con los compradores es atender tanto al primero, como al último cliente con la misma energía, disposición y amabilidad. El servicio, sumado a precios competitivos, productos en perfecto estado y buen surtido, será un gancho para cautivar a los clientes. Esta es quizá la regla de oro para todos los negocios, y aplica no solo en cuarentena, sino en la cotidianidad. El servicio al cliente es fundamental en este sector para que el comprador vuelva a la tienda.