• EL ENFOQUE

Cuatro recomendaciones para proteger al adulto mayor durante el aislamiento selectivo

Con la nueva etapa del aislamiento selectivo que ha empezado el país, muchos sectores se han reactivado y el Gobierno Nacional ha autorizado que adultos mayores, personas con comorbilidades y niños, puedan salir siempre y cuando hagan uso el tapabocas y mantengan el distanciamiento social. Sin embargo, esto no significa que se pueda bajar la guardia ya que esta población sigue siendo vulnerable frente al virus del Covid-19. De no es necesario, estas personas no deben salir de casa.  


Robinson Cuadros, geriatra adscrito a Colsanitas, afirma que “Este momento debe ser de proximidad emocional y de solidaridad con las personas mayores. Debe ser una época de reconocimiento. Aprovechar este tiempo para aprender de ellos, enseñarles algún oficio, cocinar con ellos, rescatar sus tradiciones y, sobre todo, protegerlos”. Por eso, a continuación cuatro recomendaciones para proteger al adulto mayor en tiempos de aislamiento selectivo.


1. Continuar con las medidas de seguridad: si se convive con adultos mayores, hay que seguir siendo estrictos en el cumplimiento de las normas de higiene. No dar la mano ni saludarlos de beso o abrazo, y evitar el acercamiento físico si se ha estado en la calle o en contacto con otras personas. Se puede compartir con ellos normalmente, pero siendo siempre ser muy exhaustivos con las medidas, ayudándolos a cumplir el protocolo si ellos han salido de casa y asegurándose que no estén cerca de personas con síntomas de gripe.

2. Convierta su hogar en un lugar seguro: en esta época deben prevenirse al máximo posible los accidentes para así evitar una visita innecesaria al hospital. Para eso,cuando hay un adulto mayor en casa, hay ciertas medidas que deben tomarse para que este sea un lugar seguro y libre de riesgo. Lo ideal para una persona en edad avanzada es vivir en una casa de una sola planta, para evitar el exceso de fuerza sobre las rodillas y el riesgo de caídas al usar escaleras. Si la casa tiene dos o más plantas, vale la pena adaptar su espacio de descanso nocturno en el mismo nivel de la casa donde pueda desarrollar las actividades del día, y que así no tenga que hacer uso de las escaleras. Si esto no es posible, las escaleras deben tener suficiente iluminación de día y de noche, unas barandas bien fijas y antideslizantes, y no deben ser un espacio para el entretenimiento de los niños. 

3. Conozca bien los servicios de su EPS: es importante conocer el protocolo si alguien en su casa presenta síntomas del Covid-19, y también saber si su EPS tiene atención preferencial para la población vulnerable. Por ejemplo, la EPS Sanitas a raíz de la coyuntura del Covid-19 creó un programa llamado CYAM elaborado para proteger y cuidar al adulto mayor de 70 años y conformado por un personal multidisciplinario. Este ofrece una atención diferencial para esta población que es vulnerable ante el virus. Con un modelo híbrido entre tele salud y atención domiciliaria, gracias a este programa se ha atendido desde abril a más de 91 mil usuarios en todo el país.

4. Realice actividades en familia: muchas actividades familiares han dejado de realizarse de manera compartida por el afán del trabajo o la rutina. Una buena forma de retomarlas, e incluir a los adultos mayores en actividades en las que puedan participar, es cocinar en familia.

Esto no solo permite crear lazos sino que también mantener una buena alimentación. Alguno puede encargarse de proponer la receta, otro de lavar las frutas, otro de picar los vegetales y así sucesivamente. Las personas responsables del cuidado deben administrar las responsabilidades de cada persona de acuerdo a su edad y capacidades.