• EL ENFOQUE

Así debe construir su cv si no tiene experiencia laboral

El mercado laboral está en constante evolución. Día a día cientos de profesionales se enfrentan a la labor diaria de conseguir empleo y competir con cientos de perfiles que, así como ellos, están buscando trabajo. A ellos se suman una nueva generación de profesionales, e incluso bachilleres, que, una vez culminado su estado de preparación, inician su propio proceso laboral. La pregunta más común, tal vez, que surge en esa etapa es, ¿cómo debo hacer mi CV si no tengo experiencia?


De acuerdo a la plataforma de reclutamiento de personal The Bonding, que busca generar un match cultural y de intereses entre candidatos y empresas, lo más importante es poder identificar al cargo e industria a la que un profesional quiere postular y desarrollarse profesionalmente. Lo anterior le permitirá trazar un camino de acuerdo a sus objetivos profesionales, y trabajar en sus habilidades para, en efecto, poder perfilarse para hacer una carrera en aquéllo que desea, y que efectivamente pueda hacer. Esto es clave también para que la persona se motive para salir de la cama y lograr una plaza en aquella industria/área/cargo que está alineado con su vocación, con su propósito.


Una vez identificado el rol y la industria, deberá validar su experiencia, por poca que sea, en dicho rol. “Muchas personas que recién salen de la universidad consideran que no tienen ningún tipo de experiencia porque han participado en actividades que no son consideradas como un trabajo. Sin embargo, hay experiencias previas, en el colegio, o en la universidad, que se pueden tomar como tal. Por eso es importante incluirlas en el CV (emisora del colegio, participación en una investigación, actividades extracurriculares, etc) pues éstas desarrollan destrezas que los reclutadores pueden estar buscando para determinada vacante”, aseguró Joaquín Jiménez, Director de The Bonding.


En ese orden de ideas, es recomendable incluir en el CV cualquier tipo de actividades que le permitan al recién egresado demostrar las habilidades que ha desarrollado, que, al final, serán las que le ayudarán al reclutador a saber si podrá o no ejecutar las tareas del rol disponible. “Los buenos perfiles profesionales son siempre aquellos que han logrado algo en sus vidas. Personas que pueden aportar experiencias como "trabajé para pagarme mi universidad" , o "me gané una beca", o "ganamos como equipo en tal deporte" o "me fui a vivir fuera para buscar otra cosa", entre otras, serán frases importantes que demostrarán esos logros obtenidos. De esta manera, demostrarán las características propias de las personas exitosas, que es la motivación propia y el arriesgarse para lograr algo”, aseguró Jiménez.


Para profundizar en la estructura del CV adecuado para un candidato con poca, o sin, experiencia laboral, el Director de The Bonding hace énfasis en los siguientes puntos:


Preste atención a su perfil:

En función de sus objetivos profesionales, destaque y describa sus experiencias, bien sea laborales o personales. Enliste sus logros más significativos y resalte todos sus conocimientos y competencias. En cuanto al estilo de escritura, puede ustear o tutear siempre y cuando mantenga el mismo tono en toda la estructura de su currículo vitae. También, lo mejor es usar verbos que sean activos, empoderados. Por ejemplo, “yo participé”, “yo hice”, verbos que demuestren los logros alcanzados.


Foto: si o no?

Realmente no es necesario. Puede ser un diferencial positivo, pero si va a usar su CV como una herramienta de marketing personal. Si decide hacerlo, debe ser lo suficientemente profesional al punto que demuestre el objetivo, el cargo y la empresa en la que quiere estar.


Una foto informal con información que no sea asociado con la empresa no aporta. Es un error poner una foto personal o una selfie. Tampoco debería incluir una de saco y corbata si la cultura de la empresa no es tradicional. La foto está asociada con el tipo de empresa en la que le gustaría trabajar. Si hace sentido con eso inclúyala, pero si no es mejor omitirla.


La extensión si importa

Un Reclutador, en promedio, no gasta más de 5 minutos evaluando un CV. Por ello, idealmente, debe presentar la información en no más de 2 hojas, como máximo 3 si se tiene mucha experiencia. Más de 3 el reclutador no lo va a leer porque, muy seguramente, no tendrá el tiempo para hacerlo.


No cometa los mismo errores

Un reclutador se demora muy poco en revisar un CV. Por eso, el principal error que se comete es no ser claro en la comunicación.


Poner detalles personales, como el número de identificación, dirección de vivienda, barrio, entre otros, no es necesario. Si es extranjero es importante informar si se tiene visa de trabajo o no. El resto de la información será requerida por el reclutador en el momento que se cierre el proceso de contratación. Entre más limpio se construya el CV mejor.


No debería incluir información que no le aporte al reclutador. Lo ideal es exponer información concreta con números y que le permitan conocer su perfil mejor. Por ejemplo: tengo experiencia en el desarrollo de investigaciones de mercado... cosas concretas, tiempos, rubro, actividades. De acuerdo a las habilidades el reclutador logrará hacer un puente entre el candidato y la empresa.


La primera parte del currículo es definitivo.