• EL ENFOQUE

8 aspectos a tener presente sobre el teletrabajo

El teletrabajo se ha convertido en la mejor alternativa para que una gran cantidad de actividades laborales continúen realizándose con cierta normalidad durante el período de aislamiento nacional obligatorio. Y aunque al inicio del mismo esta práctica fue recibida con buenos ojos por todos los trabajadores, el paso de las semanas ha permitido identificar aspectos que deben valorarse para evitar problemas de salud tanto físicos como mentales. 

Según Liliana García, Coordinadora de Proyectos de Bienestar y Calidad de Vida de Colsanitas, “el teletrabajo realizado bajo unos parámetros establecidos, que incluyan una delimitación de la jornada, un espacio exclusivo y pausa activas, puede ser sostenible durante varios días a la semana. Sin embargo, cuando no se pueden cumplir estas condiciones, como le sucede a la mayoría de los colombianos, aparecen diferentes problemas familiares, sociales y de salud”. A continuación, 8 aspectos sobre el teletrabajo que se deben tener presente. 1. Recomendaciones en el teletrabajo: se debe mantener la rutina laboral. Es decir, levantarse, desayunar, arreglarse y usar el tiempo que toma el desplazamiento de la casa a la oficina en trámites personales virtuales como el pago de recibos, agenda de citas, llamadas familiares, entre otros. Posterior a eso, sentarse en el espacio de trabajo y organizar su agenda del día para distribuir el tiempo y ser productivo. Se deben realizar las pausas activas y tomar la hora de almuerzo. Es importante descansar la mente para que la jornada de la tarde sea fresca y haya flexibilidad mental. El teletrabajo exige mayor concentración y mayor productividad de manera que si no hay una planeación, por defecto se terminan destinando más horas laborales de lo normal. 2. Consecuencias del teletrabajo: para garantizar la salud física y mental, el trabajo en casa debe realizarse bajo ciertas reglas y protocolos. Se deben establecer horarios de conexión, pausas activas, espacios de hidratación, almuerzo y refrigerios. Esto, realizado en el espacio ideal y sin otras distracciones como las labores del hogar o las obligaciones escolares de los hijos, puede repercutir en una mayor productividad y aprovechamiento del tiempo para compartir en familia. Sin embargo, cuando el espacio es compartido con otros miembros del hogar que estudian o trabajan; cuando no se cuenta con las instalaciones idóneas para concentrarse; o cuando las jornadas laborales se extienden más allá de lo estipulado, empezarán a aparecer problemas de ansiedad, estrés y sentimientos de frustración que generan dificultades laborales y sociales. 3. ¿Cuántos días a la semana se debería realizar teletrabajo? Según la norma en Colombia, se constituye en teletrabajo cuando el empleado trabaja dos o más días desde la casa. El rol del trabajador, y la necesidad de estar presente en las instalaciones corporativas, es un factor trascendental a la hora de establecer los días que se trabajarán desde la casa. Sin embargo, con el ánimo de mantener la conexión y el compromiso, las empresas deberían procurar que el empleado asista eventualmente a la oficina para reuniones de equipo, seguimientos, retroalimentaciones, entre otros momentos en los que sea imprescindible su presencia.  4. El lugar de trabajo en casa: por la forma en que se ha presentado el teletrabajo durante la cuarentena, es muy común que en una casa coincidan varías personas con necesidades y rutinas diferentes. Muchas veces el espacio es insuficiente, y es necesario optimizarlo. Lo más recomendable es que cada persona se apropie de un lugar de la casa que funcione como su Centro de Operaciones y cumpla, en la medida de lo posible, con los elementos necesarios para hacer su labor: iluminación, ventilación, un escritorio, una silla ergonómica y silencio. Todos los miembros deben ponerse de acuerdo para respetar el espacio del otro. En caso de tener que compartir espacios o elementos, se deben establecer reglas que eviten que las personas se sientan invadidas, incomodas o que vean afectada su concentración. 5. Los Escritorios y las sillas: el Libro Blanco de Teletrabajo ofrece una guía con las recomendaciones en relación a las características generales de las sillas, escritorios y ubicación de los computadores, sin embargo, las empresas deben verificar las condiciones del lugar destinado al Teletrabajo para el cumplimiento de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo con la asesoría de su Administradora de Riesgos Laborales. 6. Higiene postural: es muy importante realizar las pausas activas y no estar todo el tiempo sentado. En lo posible, se debe tener un elevador para el computador portátil, un apoya pies y todos los elementos que ayudan a mejorar la posición durante la jornada laboral. Las pausas visuales y auditivas deben tenerse en cuenta y deben ser monitoreadas por la ARL de la empresa, para evitar la fatiga del trabajador. En casa se deben mantener las pausas activas que se realizaban en la oficina. Se sugiere realizar 15 minutos en la mañana y 15 minutos en la tarde para realizar estiramientos, cambiar la vista a la pantalla para mover los ojos en diferentes direcciones y realizar ejercicios cortos de respiración. 7. Afectaciones físicas: además de los problemas que puede generar una inadecuada postura o deficiente iluminación del espacio de trabajo, el sedentarismo se convierte en una gran amenaza, y como consecuencia de ello, el aumento de peso por tanto se recomienda tener una adecuada alimentación y destinar los tiempos de desplazamiento en rutinas de ejercicio. Además, si no se tiene un control permanente de buenas prácticas laborales, podrán empezar a aparecer complicaciones articulares, auditivas y visuales. 8. Jornada diaria: el teletrabajo debe tener la misma duración de la jornada que si se estuviera en la oficina, establecer las horas de trabajo y negociar el esquema que resulte más productivo y eficiente para las partes resulta ser un modelo  muy ganador.