• EL ENFOQUE

Septiembre, el mes en el que la seguridad del paciente va más allá de la pandemia

* Durante el mes de septiembre se conmemora el día mundial de la seguridad del paciente establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En 2020, el tema central es “Seguridad del personal sanitario: Una prioridad para la seguridad de los pacientes”.

* La pandemia generada por la COVID-19 ha expuesto las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores de la salud en diferentes aspectos, donde la seguridad y el bienestar de los pacientes debe ser prioridad en el proceso de atención, el diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado que asegure el cumplimiento de los principios fundamentales de formulación, paciente correcto, patología correcta, medicamento y dosis correctos.


Uno de los principales problemas que se ha evidenciado con la pandemia generada por la COVID-19 es la seguridad tanto de los pacientes como de los trabajadores de la salud, quienes han estado expuestos a diferentes problemáticas como infecciones asociadas a la atención sanitaria, violencia por estigmatización al ser la primera línea de atención de la infección, trastornos psicológicos y emocionales a causa de las largas jornadas, la separación con su núcleo familiar e incluso la muerte.


Cada septiembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un llamado a la población sobre la importancia que requiere el cuidado y la atención de pacientes, donde el actuar médico se convierte en uno de los protagonistas al tener que brindar ambientes seguros durante la atención. Esta es precisamente la invitación que este año realiza la OMS en el Día Mundial de la Seguridad del paciente, bajo el concepto “Seguridad del personal sanitario: Una prioridad para la seguridad de los pacientes”.


Las condiciones limitadas de algunos centros de atención en salud, la demora en los procesos de atención al paciente, el poco reconocimiento que tiene el personal de la salud y los salarios que pueden no ser concordantes con el esfuerzo realizado por ellos, son algunos de los aspectos que se han evidenciado de manera clara con la llegada de la pandemia, que no solo pone en riesgo la seguridad de los pacientes, sino también la fortaleza y valentía del personal de la salud.


Para la Dra. Luisa Restrepo, directora del departamento de Farmacovigilancia en SANOFI, el llamado de la OMS por aumentar la participación pública en la seguridad de la atención de la salud y promover acciones mundiales que permitan mejorar la seguridad de los pacientes y del personal médico es clave “Estamos en un momento crucial para la salud de los pacientes, donde todos los actores del sector debemos luchar por combatir un virus que ha puesto a prueba al sistema, sobre todo porque la seguridad de los pacientes es una prioridad y no podemos exponerlos a más riesgos durante el diagnóstico, tratamiento de la enfermedad y de las comorbilidades e incluso durante la búsqueda de la prevención con las vacunas.” Resaltó la Dra. Restrepo.


Seguridad más allá de la pandemia El coronavirus ha traído a las agendas mediáticas la importancia de la investigación y seguridad de los medicamentos, sin embargo, se debe resaltar que estos procesos se realizan no solo en materia de vacunación sino en general en el desarrollo de los medicamentos desde sus fases iniciales hasta su comercialización con el fin de garantizar su correcto funcionamiento y que su uso en el paciente de los resultados esperados. “Hacer seguimiento al medicamento durante su ciclo de vida, es decir desde la etapa de la concepción preclínica en el laboratorio, pasando por la fase de implementación de estudios clínicos con voluntarios sanos y pacientes, el seguimiento activo durante la comercialización que implica miles de pacientes, un proceso continuo que finaliza solo cuando el medicamento es retirado del mercado, permite conocer los efectos que tienen en las personas y así cuidar su salud, garantizando que los efectos sean los esperados, de tal manera que los médicos puedan formular con plena confianza o los pacientes puedan adquirirlos con tranquilidad en caso de ser medicamentos de venta libre.” agregó la Dra. Restrepo.


En este sentido, la pandemia ha ejercido una presión sin precedentes en los sistemas de salud de todo el mundo, donde la atención sanitaria está viviendo la mayor crisis de su historia en cuanto a la seguridad de los pacientes. La correcta atención, diagnóstico y tratamiento no sería viable sin el constante esfuerzo y la correcta participación de los trabajadores de la salud las entidades regulatorias y la industria farmacéutica.