• EL ENFOQUE

Partículas provenientes del desierto del Sahara podrían afectar la calidad del aire de Bogotá

  • Según los pronósticos, se espera un incremento en las concentraciones diarias de material particulado.

  • La calidad del aire de la ciudad podría verse afectada entre jueves y viernes de esta semana.

  • Estos fenómenos externos son normales en esta época del año y pueden incidir en las concentraciones atmosféricas. Sin embargo, la medida de aislamiento, la poca actividad comercial en la ciudad y el uso del tapabocas permitirá que no tenga mayores efectos.

Durante los últimos días diferentes satélites han identificado una gran masa de polvo que está viajando miles de kilómetros desde el continente africano, desierto del Sahara, hacia el continente americano. Esta gran nube de polvo se está dirigiendo principalmente a la región del centro y el norte de América, pero podría incidir negativamente en algunas regiones de Colombia.

Las concentraciones pronosticadas por el sistema de composición atmosférica de la NASA, GEOS-CF para PM2.5, muestran que el avance de la nube de polvo podría tener un pico en la ciudad entre jueves y viernes de esta semana, aumentando así la concentración de material particulado.


“Este es un fenómeno que nosotros monitoreamos. Para nosotros, en las acciones de vigilancia que realizamos, son muy importantes los aportes externos que pueden llegar a incidir en la calidad del aire de la ciudad, no es solo lo que pasa en La Sabana de la ciudad, por eso estaremos al tanto para tomar las decisiones que sean necesarias”, aseguró el subsecretario de Ambiente, Julio César Pulido.


Se prevé que el mayor impacto podría ser para la región Caribe, sin embargo, la zona Andina sentirá el coletazo de este fenómeno. La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá de momento no registra incrementos atípicos en la concentración del material particulado, sin embargo se espera un incremento de entre 50 % y 75 % en las concentraciones diarias comparados con las registradas durante los últimos días.


Es de resaltar que los valores de concentración pueden variar según se ejecuten nuevos

pronósticos y análisis diarios. La Secretaría de Ambiente se encuentra vigilando el comportamiento de este fenómeno y está realizando monitoreos constantes que permitan alertar los posibles riesgos a la salud de todos los ciudadanos.


La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá reporta en este momento (11:00 a.m.) 11 estaciones en condiciones moderadas (verde), una en favorable (azul) y una en regular

(amarillo).


La Secretaría de Ambiente hace un llamado para mantener el compromiso ciudadano, que las personas permanezcan en casa, que todos contribuyan para tener una mejor calidad del aire, reduciendo el uso del vehículo particular y moviéndose de manera inteligente utilizando la bicicleta o realizando desplazamientos caminando.