• EL ENFOQUE

O2 Reserve un santuario para la supervivencia de especies en vía de extinción

Tras un estudio realizado por la organización Panthera en la reserva de O2 Reserve, se detectó que este cuenta con el 5.43% del total los mamíferos terrestres registrados en Colombia e identificando especies de importancia ecológica con potencial de convertirse en objeto de conservación como el jaguar, el puma, el mono araña y el paujil pico azul.

O2 Reserve un santuario para la supervivencia de especies en vía de extinción

Con el fin de conocer el estado de conservación de los bosques y de la fauna silvestre presente en la reserva natural de O2 reserve, ubicada en Puerto Berrio, Antioquia, se realizó un estudio de la mano de Panthera, organización de conservación global enfocada en  preservar felinos salvajes y su rol clave en los ecosistemas.

 

El objetivo de ambas organizaciones estaba claro. Recopilar y generar información sobre los mamíferos que aporte a la conservación de la fauna silvestre de la reserva y el municipio.

 

La herramienta esencial para que Panthera realizara una radiografía del estado y comportamiento de la reserva fue el fototrampeo. Gracias a esta dinámica se obtuvieron datos fundamentales para la realización de inventarios, estudios de comportamiento y estimaciones de abundancia. El estudio que dio inicio a finales de octubre y comienzo de noviembre de 2020, contó con 10 estaciones de cámaras trampa, siguiendo senderos donde se evidenciaron huellas y otros rastros de fauna.  Las cámaras estuvieron activas hasta el 29 de marzo de 2021, cubriendo el periodo de lluvias de octubre a noviembre y la transición a la estación de sequía en los meses de diciembre a marzo. Este  concluyó tras 1,525 noches trampa,  registrando 17 especies de mamíferos terrestres, 17 especies de aves y 2 de reptiles. 


El sector de O2 Reserve seleccionado para el monitoreo fue la finca “La Primavera” ubicada en el municipio de Puerto Berrio, corregimiento Murillo, vereda San Juan de Bedout. El cual se caracteriza por presentar un mosaico de bosque secundario, rastrojos altos y en la parte baja planicies inundables. Dentro de sus características se puede encontrar una altitud de 80 metros a 110 msnm, régimen de lluvias bimodal con abundantes escorrentías que forman afluentes intermitentes y permanentes de la quebrada Santa Cruz.

 

En el área de estudio se identificaron especies claves para la conservación de ecosistemas terrestres y amenazadas como el jaguar, el puma, el ocelote, el mono araña café y el endémico paujil pico azul y el armadillo de cola de trapo, convirtiendo así a la reserva en un santuario para la supervivencia de especies en vía de extinción.

 

De igual manera, se resalta la abundancia de pecaríes de collar no solo en su rol como dispersores y arquitectos del bosque, sino también como base de presa para el mayor felino de América: el jaguar.

 

“Se evidencia que los jaguares necesitan de O2 Reserve como parte de su paso por el Corredor Jaguar. Los resultados permiten corroborar la importancia ecológica y el buen estado de conservación de la reserva además de su función como corredor biológico para los felinos en la cuenca del río Magdalena, y del sur de la serranía de San Lucas, cada día más afectada por la presión antrópica y el cambio de uso de suelo.” Señala el informe de caracterización de Panthera

 

La conclusión para ambas organizaciones sigue siendo uno, continuar conservando los relictos de bosques y humedales de la reserva y de la región, mediante el diseño de estrategias de conservación articuladas con los planes de manejo del Distrito Regional de Manejo Integral Barbacoas que limiten y minimicen las presiones ocasionadas por la matriz productiva presente en el territorio.


“La conservación es la mejor manera de aumentar la diversidad de los territorios, en nuestro caso, permite al bosque autoregularse, convertirse en el hábitat idóneo para las especies propias del bosque húmedo tropical y capturar CO2 de forma constante. En O2 Reserve todos podemos conservar un poco de esa diversidad y tomar acciones directas para reducir el cambio climático.” Comenta Susana Ortiz, Gerente General O2 Reserve O2 Reserve continuará apostándole a los procesos de restauración ecológica del paisaje degradado en la zona de amortiguación y en las áreas de expansión de la reserva, regulación de cacería y prevención del conflicto humano-felino.