• Juan K LiBre

Milagros y medicina musical para pelear la pandemia

* Daniela De Mari, ha roto esquemas y dedicado su vida demostrar el gran poder de la música para el bienestar.

* Su nuevo lanzamiento SAMADHI, está lleno de canciones que son medicina para el estrés, la falta de sueño, los estados de ansiedad y más.

* Detrás de su trabajo, hay verdaderas bases científicas que usan las ondas en las que vibra la vida, y que hoy está siendo estudiado por las universidades de México y Miami.

* Este trabajo es medicina de exportación con una gran aceptación mundial que se ha triplicado con la pandemia.

La pandemia por el covid-19 y sus consecuencias dispararon la consulta sobre temas como ansiedad, depresión, dolor de cabeza, tristeza o estrés, según el artículo de la Revista Colombiana de Psiquiatría sobre tendencias de las búsquedas en Google en habla hispana, evidenciando la necesidad de las personas de encontrar una solución para ello.


En sintonía con este fenómeno, las búsquedas del trabajo de la cantante italo-colombiana Daniela De Mari se cuadriplicaron y su música se convirtió en un fenómeno al punto que empezaron a aparecer experiencias, por ejemplo, de una unidad de neonatos en México, donde su música ha causado verdaderos milagros en los bebés y personal médico unos de los más afectados emocionalmente, que hoy están siendo estudiados por las universidades de México y Miami, y que serían una verdadera medicina para los efectos negativos de la pandemia.


Es una realidad el poder de la musicoterapia como complemento de otras formas de tratamiento médico. Según la Universidad Caledoniana de Glasgow, “recetar” música podría ayudar a aliviar dolores físicos y emocionales al acelerar su recuperación; la revisión de Daniel Levitin de 400 trabajos de investigación en la Universidad McGill en 2013 concluyó, según el New York Times, que escuchar música era más eficaz que los medicamentos recetados para reducir la ansiedad antes de una cirugía y Manjeet Chadha, directora de oncología radioterápica de la red de salud Mount Sinai Downtown de Nueva York, afirmó que la música lleva a los pacientes a un espacio conocido dentro de ellos mismos y los relaja sin efectos secundarios.


Como estas referencias, hay millones de evidencias del poder de la música, que Daniela De Mari, ha estudiado y aplicado en sus 13 años de carrera artística y de ejercicio como terapista musical, creando una evolución capaz de lograr con ella apoyar a millones de personas en el mundo a disfrutarla pero también a reducir sus niveles de ansiedad, el estrés, permitirles cambiar su chip y lograr estados de alegría y de tranquilidad para poder conciliar el sueño, ser más productivos y otros más beneficios.


Y para ello Daniela De Mari tiene una fuerte trayectoria. Se formó en bel canto con el tenor y director Sergio Hernández; ha sido parte de grupos corales en Colombia, Estados Unidos e Italia; estudiado canto popular con Patricia Moncayo y canto clásico de la India con la maestra Anandita Basu; se ha certificado como terapeuta de reiki del sonido y activación del ADN con el canto; tiene estudios de ‘’naada yoga’’ o yoga del sonido con el maestro hindú Sri Shyamji Bhatnagar; está certificada por Jonathan Goldman, John Beaulieu y Silvia Nakkach, importantes músicos y pioneros reconocidos internacionalmente en la sanación con sonido en Nueva York y ha estudiado en India “druphad singing” y ‘’hindustani music’’ con los maestros Ritwik Sanyal y Lakshmi Santra.


“Ha sido un trabajo consciente y con la intención de lograr que la música cumpla con esa función de bienestar y sanidad que es capaz. Mi nuevo trabajo musical denominado SAMADHI, cumple con ello y sus ocho temas están orientados a ser una especie de medicina dirigida a apoyar a las personas para atraer el amor y la abundancia, sacar las malas vibras, relajar y crear estados sanos para enfrentar las duras situaciones que nos ha tocado vivir”, afirma Daniela De Mari.


SAMADHI tiene el concurso de grandes profesionales entre ellos Orlando Sandoval, compositor y coautor de muchos de sus temas y productor general, quien ha sido nominado al ‘’Grammy Latino’’ 2003 y 2014 como mejor productor / compositor; ganador en 2008 del tercer lugar en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar como compositor de la canción “Mundo Roto”, así como del One World Music Awards 2018 USA Gold Medal ‘’Best Album’’ como compositor de MOONDANCER mejor álbum y ha sido productor y arreglista de estrellas mundiales como Pink Floyd de Inglaterra, Rossana (España), Nuno Da Camara (Portugal), Adriana Bottina (Colombia), Rui Veloso (Portugal), Lucrecia (España) Fania García (España), Jorge Celedón, Iván y Lucia, Claudia Gómez, Julián Caicedo, y hoy, de Daniela de Mari (Colombia).


Evidencias de un trabajo musical positivo

Refiere la cantante que ha recibido muchos mensajes y testimonios de personas alrededor del mundo del positivo efecto sobre sus emociones y hasta su salud. De hecho, recibió una llamada del doctor José López Rivas del Hospital Multimédica de México, contándole de cómo en un momento difícil en la sala de neonatos que tenía a su cargo, se encontró en internet con el Padre Nuestro en arameo de Daniela y se los puso a los bebés críticos. Para su sorpresa, los pequeños empezaron a evolucionar bien, mejoraron su saturación y la mayoría de ellos se salvó. Y fue tan positivo el efecto, que se convirtió en un protocolo.

“Es un recurso terapéutico que comparto y quisiera agradecerle a Daniela por su contribución. Ese video de YouTube de Daniela, se lo pusimos al niño y se le pedimos a sus padres que lo hicieran en casa. Estoy convencido que eso le ayudó y lo hemos seguido utilizando en niños delicados en su nacimiento, que después de escuchar el Padre Nuestro en arameo, mejoran ostensiblemente sus problemas y objetivamente su saturación de oxígeno”, asegura José López Rivas, médico pediatra – neonatólogo graduado de la UNAM quien trabaja en el Hospital Multimédica de México.

Refieren las enfermeras que trabajan con el doctor Rivas, que no solo les sirve a los bebés, sino también a sus padres y al personal asistencial, siendo una efectiva herramienta con la que sí se ven mejorías sin tantos procedimientos invasivos.

Esta experiencia médica en México llegó a los expertos de la Universidad de Miami, donde los médicos de esta prestigiosa organización quisieron probar el efecto de la música, con excelentes resultados, y con ello el inicio de un experimento y estudio de la música de Daniela De Mari, como complemento de variados tratamientos.

“La música es la medicina del futuro y ver su efecto palpable en las vidas de las personas, es la confirmación de la misión que tengo como artista. Espero seguir aportando más allá de sonidos, verdadera inyección de vida, ánimo, alegría y esperanza para todos”, concluye Daniela De Mari.

Se espera que al finalizar 2021 se tenga un gran concierto sinfónico en Colombia en un escenario único, que se estará anunciando a través de sus redes sociales.