• EL ENFOQUE

Música con Marca Propia

Para nadie es un secreto que la industria discográfica cambió tras la llegada de las plataformas y el crecimiento de la cultura digital, el modelo del negocio de la música se transformó desarrollando posibilidades que antes eran impensables. Una de ellas es que grandes marcas le apuestan a producir junto a artistas muy buenas canciones, que a su vez les ayuden a posicionar sus productos.

Música con Marca Propia

La relación de la música y la publicidad ha sido de largo aliento, los talentos, emociones, mensajes y sonidos han servido a las marcas para impactar a sus segmentos, al respecto, la Universidad de Stanford publicó en 2007 el artículo “Music moves brain to pay attention, Stanford study finds- “La música mueve el cerebro para prestar atención”, y es así, como durante años, la publicidad se ha apoyado en jingles y la utilización de grandes éxitos posicionados o inéditos para acompañar sus mensajes y atraer deseos.


Pero esta relación pareciera estar llegando a otro nivel. Recientemente los listados musicales se han llenado de grandes éxitos que tienen detrás el apoyo de una marca comercial. Sin duda, el músculo financiero y colaborativo que proveen las marcas puede representar un tanque de oxígeno, especialmente para los artistas emergentes. Al respecto, Catalina Zúñiga, gerente de marca de Cerveza Andina, reconoce este impacto “Andina es una marca que admira la diversidad de géneros y ritmos colombianos y, por supuesto, el gran talento de los nuevos artistas, por eso, a través de la plataforma de Todo por Probar queremos apoyarlos e impulsarlos para que conquisten todos los escenarios”.


Este apoyo a artistas emergentes es una oportunidad para descubrir y explorar nuevos sonidos. Para Luisa Piñeros, periodista musical, directora de “El Atardecer Musical” de Radio Nacional de Colombia y especialista en nuevos talentos, “adaptarse a esta tendencia es mantener la puerta abierta a más oportunidades de crear arte a través de letras y sonidos. Un apoyo que, sin duda, inspira y logra que la música se siga escuchando en todas las audiencias y diferentes plataformas”.


Una relación 4.0


Esta relación ha entrado en un nuevo momento, con mucha más madurez y entendiendo el valor que agrega cada una de las partes, más aún en el entorno digital. Estos desafíos no son nuevos para una industria que migra a la velocidad de la tecnología, ha enfrentado los cambios a prueba y error pasando de los vinilos a los CD’s y de los CD’s a los conciertos y a las plataformas 4.0 para un mundo hiperconectado.


En este camino o ecosistema, los artistas han explorado las alianzas -gana gana- con las marcas, pues muchas de sus creaciones encajan perfectamente con ellas o las nuevas producciones generando tan alta conexión que terminan siendo éxitos radiales y digitales en plataformas como YouTube, que, según la misma red de videos, hay más de 2.000 millones de usuarios registrados en el mundo que reproducen mil millones de vistas diarias.


En Colombia, cientos de artistas mantienen el sueño de llenar escenarios nuevamente, pero ahora, sonar en emisoras y llegar al top de las plataformas, es la alternativa para seguir monetizando. De acuerdo con un reciente informe que la consultora Media Research ha calculado, “el mercado de conciertos online ya vale 5.000 millones de euros, solo en el 2020. En junio del año pasado los eventos musicales de pago por streaming eran solo el 1,9% del total, pero en noviembre fueron más del 40%”.



Colombia, uno de los mayores exportadores de talento lo ha sentido, cientos de artistas continúan pausando el sueño de llenar escenarios, pero sonar en emisoras y llegar al top de las plataformas es la alternativa para monetizar. De acuerdo con un reciente informe que la consultora Media Research ha calculado, “el mercado de conciertos online ya vale 5.000 millones de euros, solo en el 2020. En junio del año pasado los eventos musicales de pago por streaming eran solo el 1,9% del total, pero en noviembre fueron más del 40%”.


¿Por qué darle Play a la música de marca?


Marcas como Bankinter en España con la canción "Volverán esos momentos”, ProColombia con la versión remasterizada de “La tierra del olvido” de Carlos Vives, Postobón con “A la colombiana” de ChocQuibTown, Movistar con su canción “Walking on sunshine”, Ministerio del Comercio de Colombia con “La vamo a Limpiá” de Marlon Hawkins, Eka Muñoz y Jaider White, Falabella con “Arriba Mujeres” de Goyo y Cerveza Andina con las canciones “A la vuelta de la esquina” y “Qué qué cómo fue” de Keke Minowa, Freezy Fromx y el Flaco Flow, le han apostado a ser esos grandes aliados para transmitir poderosos mensajes y llenar esa necesidad genuina de los seres humanos de consumir cultura, incluso más allá de los jingles publicitarios y el branding auditivo.


Para Dalia Bernal, directora de Olímpica Stereo Bogotá, sostiene que “la mejor oportunidad que las marcas pueden darle a todo el gremio musical es apoyarlos y, si sus temas terminan convirtiéndose en éxitos radiales, mucho mejor. Esto es un asunto tanto de recordación, como de música.”


La música de marca o mejor, música con marca propia, es una tendencia con gran valor, identidad y creatividad, apalancados en el profundo conocimiento que tiene el marketing en segmentación de audiencias, estrategia, plataformas y posicionamiento que se ponen al servicio de los nuevos artistas y de toda la industria.