top of page
  • Foto del escritorJuan K LiBre

Fabricas Inteligentes, una industria 4.0 conectada

En la fábrica inteligente avanzada de hoy en día, las máquinas, los robots y los dispositivos se comunican y aprenden constantemente para operar, tomar decisiones de forma independiente y, en última instancia, interrumpir la fabricación tradicional. Entonces, ¿cómo funciona esta revolución en la vida real? Impulsados por una pequeña pieza de tecnología llamada eSIM, los dispositivos IoT pueden comunicarse a través de redes celulares seguras y confiables.

Por qué la Industria 4.0 requiere conectividad de siguiente nivel

La industria 4.0 requiere conectividad a prueba de fallas para automatizar los procesos de seguimiento, monitoreo y mantenimiento en fábricas ágiles e inteligentes. Una falla de conectividad aquí puede tener consecuencias mucho más significativas que simplemente hacer que llegue tarde a una llamada de zoom. En este panorama, si una sola máquina pierde la comunicación, esta puede descarrilar la meticulosa configuración de una fábrica inteligente o puede hacer que toda una instalación se desconecte. Estos percances no solo representan tiempo perdido, sino que también pueden tener graves repercusiones financieras.

Dados estos requisitos de confiabilidad, la conectividad celular demuestra ser una opción mucho más efectiva que el Wi-Fi para la industria conectada, más fácil de configurar y mantener que una red cableada.


Tecnología eSIM IoT para la industria conectada

Para conectarse a la red celular local o a la red privada 5G de la fábrica inteligente, los dispositivos deben estar equipados con una tecnología eSIM IoT robusta. Esto va a permitir enviar y recibir datos e instrucciones de forma segura y sin interrupciones. Así mismo, la dureza física de la tecnología es esencial para lidiar con temperaturas extremas, humedad o vibraciones constantes comunes en el entorno de la fábrica inteligente.

Las tecnologías eSIM IoT más avanzadas también son lo suficientemente inteligentes como para señalar actividades innecesarias, como por ejemplo, la escritura excesiva que puede reducir su funcionamiento o vida útil, o una capacidad de monitoreo que marca una gran diferencia para la industria conectada.

Cómo eSIM mejora la seguridad de IoT en la industria conectada

Una de las ventajas de confiar en la tecnología eSIM IoT es la seguridad mejorada que brinda para garantizar que solo los dispositivos autorizados puedan autenticarse en la red y enviar o recibir datos. Con una tecnología eSIM IoT que implementa el estándar GSMA IoT SAFE, los administradores de fábricas inteligentes pueden garantizar que los datos intercambiados entre dispositivos sean precisos y también que solo el personal autorizado pueda acceder a estos datos y enviar comandos a los dispositivos de fábrica inteligente.

Las redes privadas 5G y eSIM unen fuerzas para operaciones altamente seguras

Para controlar aún más las operaciones de la industria conectada, las redes 5G privadas permiten a las organizaciones mantener y personalizar el control de la red, garantizar la cobertura en las instalaciones de la fábrica inteligente y agregar un nivel adicional de seguridad de IoT.

Una red 5G privada también permite eludir los desafíos de conectividad que se podrían encontrar al acceder a redes públicas en ubicaciones aisladas, mientras que eSIM facilita y asegura la administración de todos los dispositivos dentro de la instalación.

A medida que las redes 5G se implementen en todo el planeta, esta cobertura mejorada habilitará redes altamente receptivas y reforzará la expansión de las instalaciones de la Industria 4.0. Las fábricas inteligentes con tecnología eSIM IoT confiable serán más eficientes, seguras y conectadas.

Comments