top of page
  • Foto del escritorJuan K LiBre

Desmintiendo mitos con Huawei:¿más megapíxeles significan una mejor calidad de imagen?

Siempre se ha creído que lo que da una buena resolución a las fotos tomadas por la cámara de un teléfono está directamente relacionada a la cantidad de megapíxeles que posee. Sin embargo, aunque este elemento puede tener cierta influencia, no es el único determinante para decir que un celular hace o no buenas fotografías.

Entonces, ¿qué factores inciden en la capacidad de un dispositivo móvil para capturar mejores fotos que otros? La respuesta está en la creación de armonía entre el sistema óptico, la tecnología de imagen, la estructura mecánica y el procesamiento de imágenes, es decir, entre el hardware y el software. Considerando esto, HUAWEI te cuenta cómo la adecuada combinación de estos elementos contribuye a obtener una calidad excepcional en las imágenes tomadas por sus smartphones.


Hardware y software

Antes que nada, es esencial que sepas que el hardware abarca todo lo relacionado con el sensor y la óptica, mientras que el software se refiere al procesamiento de imagen. Por ende, es fundamental que los fabricantes de dispositivos móviles logren establecer un equilibrio entre ambos aspectos, ya que de poco sirve tener un hardware potente si el software no está a la altura, o viceversa.

En este sentido, HUAWEI lleva años siendo una de las marcas líderes en fotografía móvil y su secreto no radica únicamente en tener una cámara con muchos megapíxeles, sino en la sinergia entre una buena óptica con un excelente procesamiento de imagen. Un ejemplo de esto es el P60 Pro, un dispositivo que utiliza la tecnología XMAGE, la cual ofrece un procesamiento de imagen revolucionario en conjunto con un sistema óptico y estructura mecánica innovadores.

Apertura focal

Otro de los parámetros para identificar lo buena que puede ser la cámara de un teléfono es la apertura focal. Esta característica es la encargada de captar la luz para el sensor, ya que una mayor luminosidad significa resultados más destacados, sobre todo en situaciones desafiantes como la oscuridad. Este componente está representado por una F en combinación con un número, entre menor es el número mayor es la apertura, y, por consiguiente, mayor es la capacidad del sensor para recoger más luz.

Adicionalmente, la apertura desempeña un papel crucial en la creación de profundidad de campo, un elemento que ha ganado notoriedad en los últimos años, especialmente con la popularidad de las fotografías con efecto bokeh o fondo borroso. En este sentido, una apertura más amplia tiene la capacidad de reducir la distancia entre el punto de enfoque y el resto del plano, mientras que una apertura más pequeña permite enfocar más detalles en un mismo plano sin sacrificar la nitidez de alguno de ellos.

Dicho esto, es común que veas que el sensor principal en el módulo de cámara de un smartphone tenga una apertura focal grande, y que el telefoto o el Ultra Gran Angular presente una apertura más pequeña. Sin embargo, esta diferencia suele llevar consigo tamaños y ópticas diferentes, lo que afecta los resultados fotográficos. Para solucionar este inconveniente y ofrecer una calidad de imagen uniforme, el P60 Pro cuenta con una cámara principal de Ultra Iluminación que presenta una apertura física F1.4 a F4.0 autoajustable. Esto significa que puede capturar imágenes excepcionales de día y de noche gracias a su capacidad sin precedentes para captar la luz.

Procesamiento de imagen

Por otro lado, una parte esencial del software es el procesamiento de imagen, que básicamente se refiere a las decisiones que el teléfono toma para mejorar la imagen. Este proceso no se limita simplemente a aplicar algoritmos, sino que también depende de contar con un eficiente Procesador de Señal de Imagen (ISP). Este elemento tiene gran relevancia en la gestión del enfoque, el balance de blancos, los algoritmos de interpolación de color y la corrección de aberraciones geométricas.

Configuración del sensor

Otro componente que marca una diferencia significativa es la configuración del sensor. La mayoría de las cámaras de teléfonos utilizan sensores RGB, pero los dispositivos de la serie P, Mate y nova de HUAWEI emplean un sensor RYYB. En este caso, se sustituyen los pixeles verdes del sensor fotosensible por superpixeles amarillos, permitiendo una entrada de luz 40% mayor, según los resultados obtenidos en HUAWEI Labs.

Si bien aspectos como el Estabilizador Óptico de Imagen (OIS), el HDR y el zoom óptico también contribuyen a la calidad de la foto, estos son comunes en la mayoría de los smartphones de gama alta y premium. Así que, al buscar un nuevo dispositivo que te brinde una excelente calidad de imagen, puedes optar por aquellos que consideren de manera integral todos los factores internos y externos de la cámara, creando una sinergia perfecta entre ellos para lograr resultados asombrosos.

Recuerda que, si quieres adquirir alguno de los smartphones de HUAWEI, puedes explorar sus opciones en la tienda virtual de la marca, donde encontrarás una variedad de modelos que incorporan estas avanzadas tecnologías para ofrecer experiencias fotográficas excepcionales.

Leyendas
bottom of page