• EL ENFOQUE

De más de 80 árboles que se iban a talar en el parque El Virrey, solo se intervendrán 16 por riesgo

* En este sector se realizarán tratamientos de podas estructurales y de estabilidad, traslados y talas.

* Después del diálogo con la comunidad logramos determinar que solo era imprescindible talar 16 árboles y no 84.

* La participación ciudadana son fundamentales para la gobernanza, protección y conservación de los ecosistemas.

* A la fecha solo se han intervenido dos árboles en este punto. En los próximos días se realizará el tratamiento silvicultural de 14 con previa comunicación e información para la comunidad.

De más de 80 árboles que se iban a talar en el parque El Virrey, solo se intervendrán 16 por riesgo

La política ambiental de la Administración de la alcaldesa Claudia López ha sido clara desde el primer día: reducir las talas de árboles y abrir espacios de diálogo y concertación con la comunidad para mantener las condiciones ambientales de la ciudad.


Luego de análisis y evaluaciones técnicas, y de un proceso amplio de participación y socialización con las comunidades del sector del Chicó, la Secretaría de Ambiente, autorizó el tratamiento silvicultural de 16 árboles que están cerca al canal El Virrey. La decisión se tomó, para que el Acueducto de Bogotá realice la intervención, después de identificar las condiciones físicas y sanitarias de los individuos vegetales.


“Hoy la empresa de Acueducto y Alcantarillado inició un proceso de manejo silvicultural de 16 árboles en el parque El Virrey. Este contrato reinició el 24 de febrero, después de casi un año de estar suspendido por iniciativa de nosotros como autoridad ambiental y que lleva casi tres años en discusión con las comunidades organizadas de la zona del Chicó”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.


Durante los procesos de verificación, evaluación y diálogo con la comunidad reducimos la tala de cerca de 84 individuos, y autorizamos solo 16 árboles que definitivamente se deben intervenir, debido al riesgo que representa y a las afectaciones que estaban causando en la zona de este canal.


“Es un proceso que pasó de incluir cerca de 90 árboles para tala a 16. Estos individuos están afectando, a través de sus raíces, el funcionamiento del canal El Virrey, causando que cuando llueve mucho este se inunde y haya daños hasta la carrera 15. Por este motivo, hoy reinició esa obra”, agregó la secretaria Urrutia.


Las decisiones ambientales se toman de manera colectiva y concertada entre el Gobierno Distrital y las comunidades en el territorio. Así, la gobernanza se convierte en un pilar fundamental para reconstruir la confianza que nos permita, en conjunto, reverdecer Bogotá.