• EL ENFOQUE

Con la creación de cápsulas de bioseguridad 600 odontólogos regresan a sus labores

* Por la naturaleza de la atención profesional-paciente, la odontología ha sido una de las profesiones más golpeadas por la pandemia del COVID-19.

* Después de tres meses de investigaciones, Clínica Dental Keralty y American Dental crearon una cápsula de bioseguridad que permite la realización de citas odontológicas sin intercambio de aerosoles. 

* Gracias a esta tecnología se ha retomado la atención de urgencias y 600 trabajadores están preparados para atender a los usuarios de Colsanitas y Eps Sanitas bajo todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud.  

Debido a la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional en el mes de marzo, todos los servicios odontológicos, con excepción de las urgencias dentales, fueron suspendidos en el país. Esto ha ocasionado que se hayan dejado de atender miles de pacientes, perjudicando a quienes dependen directa o indirectamente de esta profesión.  La atención odontológica implica un contacto estrecho entre profesional y paciente que no se ve en muchas otras profesiones, esto, sumado a que se realiza directamente en la boca, representa un gran riesgo de propagación de agentes por medio de aerosoles no solo para las personas involucradas en la atención, sino también para el entorno en el que se está realizando.  


Ante estas circunstancias, era necesaria una transformación en la manera en que se presentan las consultas odontológicas, ya que, para poder prestar un servicio seguro bajo las condiciones habituales, era necesario tener un intervalo hasta de 3 horas entre cada paciente, lo que lo hace inviable económicamente para los profesionales dentales.   Por esa razón, las Clínicas Dentales de Keralty, que cuentan con más de 30 centros en todo el país y más de 600 colaboradores que atienden a los usuarios de Colsanitas y Eps Sanitas, encontraron un aliado estratégico en la compañía American Dental para el desarrollo de un dispositivo que permitiera la atención odontológica sin poner en riesgo ni al paciente ni al profesional.   Después de tres meses de investigaciones, finalmente lograron el desarrollo de una cápsula de bioseguridad que recircula el aire 71 veces por hora y elimina el 99% de las partículas cada 2 minutos con 20 segundos, lo que brinda un ambiente seguro y permite que las consultas odontológicas y los tratamientos de todas las especialidades se puedan retomar con cierta normalidad.  

“El desarrollo de esta cápsula de bioseguridad nos permite tener las condiciones necesarias para prestar nuestro servicio bajo las condiciones estipuladas por el Ministerio de Salud, al tiempo que tenemos una dinámica operacional un poco más cercana a la normalidad que teníamos en febrero, lo cual es una gran noticia no solo para nuestros miles de usuarios, sino para nuestros 600 colaboradores” afirmó Luis Enrique Bernal, Gerente de Clínicas Dentales Keralty.   Actualmente estas cápsulas se están utilizando para la atención de emergencias dentales y tratamientos prioritarios, y han evidenciado no solo la practicidad para la realización de las intervenciones, sino la seguridad que le generan tanto a pacientes y odontólogos, como a todo el personal que hace parte de las clínicas.   La compañía adquirió cápsulas de bioseguridad dental que habilitarán 175 consultorios y protegerán a más de 600 odontólogos, higienistas y auxiliares. La inversión realizada en estos dispositivos, y otras adecuaciones y elementos de seguridad, fue superior a los $300 millones. Se espera que en septiembre el Gobierno Nacional autorice la apertura de todos los centros dentales del país para la realización de todo tipo de procedimientos, incluyendo los estéticos. Por el momento, las Clínicas Dentales de Keralty están realizando más de 1200 consultas diarias entre urgencias y atenciones virtuales a usuarios de Colsanitas y EPS Sanitas.