top of page
  • Foto del escritorJuan K LiBre

¿Comprar un apartamento o sumergirse en el negocio de bienes raíces?

A menudo, nos encontramos ante el dilema de cómo invertir nuestro capital de manera efectiva y segura: ¿compramos una propiedad individual o invertimos en un negocio de bienes raíces multifamiliares? En un mundo donde las condiciones económicas y las oportunidades de inversión están en constante cambio, es fundamental comprender las diferencias clave entre estas dos opciones.


En Colombia, como en muchas partes del mundo, la inversión en bienes tangibles como los inmuebles es una opción atractiva. En 2022, 33% de los colombianos indicaron como primera opción invertir en finca raíz(1).


Esta decisión se fundamenta principalmente en la seguridad percibida frente a la volatilidad de los mercados financieros y en la realidad palpable de que el valor de un inmueble raramente disminuye. Aun así, conforme evoluciona el panorama financiero, aparecen alternativas de inversión innovadoras que, además de otros beneficios significativos, proporcionan un grado de estabilidad comparable.


Una de estas opciones es la inversión en negocios de renta multifamiliar en Estados Unidos, una alternativa del modelo de negocio de Dividenz, que ha demostrado brindar retornos inmediatos y competitivos, manteniendo la estabilidad incluso en tiempos de crisis. Esta propuesta ha despertado el interés de inversionistas colombianos que buscan proteger y hacer crecer su patrimonio.


Dividenz, la plataforma de inversiones en bienes raíces en Estados Unidos, cuenta cuáles son las 5 principales diferencias entre ser dueño de un inmueble y ser inversionista en un complejo multifamiliar mediante los negocios que ofrece esta plataforma:


1. Inversión inicial: La inversión requerida para comprar una propiedad puede ser significativa, con un desembolso mínimo de $300,000 USD dependiendo del inmueble y su ubicación(2). En contraste, invertir en un negocio de renta multifamiliar con Dividenz disminuye drásticamente esa inversión inicial a $20,000 USD, abriendo la puerta a inversionistas más pequeños.


2. Tasa de rentabilidad: Como propietario de un inmueble, puedes generar entre un 3% y un 5% de retorno anual proveniente del alquiler, después de descontar todos los costos asociados. Como socio de un complejo multifamiliar en las oportunidades de inversión de Dividenz, las rentabilidades netas anuales oscilan entre el 10% y el 15%, gracias a los ingresos por los alquileres desde 10 y hasta 300 unidades y la capitalización al finalizar el negocio(2).


3. Diversificación del capital: En la inversión multifamiliar, el retorno proviene de los alquileres de todas las unidades de un edificio durante el plazo del negocio. De esta manera, tu capital está diversificado en cientos de unidades de renta, lo que limita los riesgos de vacancia o interrupciones en el alquiler.


Por el contrario, al comprar un inmueble de forma individual, el retorno de la inversión depende exclusivamente del alquiler o venta del mismo. Esto representa una mayor exposición al riesgo, ya que la vacancia o interrupciones en el alquiler de una única propiedad pueden tener un impacto significativo en los rendimientos.


4. Gestión de la inversión: Mientras que como dueño de un inmueble uno debe ocuparse de toda la gestión (o tercerizarla, aumentando los costos), al suscribir al modelo de Dividenz, la gestión se delega a profesionales y expertos locales que cumplen con todos los marcos normativos correspondientes mientras el inversor recibe las utilidades mensuales en dólares en su cuenta.


5. Negocios de calidad institucional: Dividenz trabaja con un modelo de inversión de calidad institucional, una modalidad de negocios normalmente reservada para grandes instituciones, bancos y empresas. El acceso a este tipo de activos usualmente se obtiene exclusivamente por poseer altos volúmenes de inversión. Dividenz, en cambio, brinda acceso a los inversores a estos productos de clase mundial a través de una estructura eficiente del negocio, optimización de costos y mejoras continuas en el edificio y en todas las unidades.


Además, invertir con Dividenz permite a los colombianos participar en los mercados inmobiliarios de Estados Unidos con rendimientos considerables. Los inversionistas pueden aprovechar la estabilidad y el crecimiento de estos mercados sin la necesidad de estar físicamente en el país o de tener un conocimiento profundo del mercado inmobiliario estadounidense.


En resumen, aunque la propiedad inmobiliaria individual sigue siendo una opción atractiva para muchos, la inversión en bienes raíces multifamiliares ofrece una serie de ventajas significativas. Con una menor inversión inicial, una mayor rentabilidad, una amplia diversificación del capital, una gestión profesional de la inversión y el acceso a negocios de calidad institucional, esta opción de inversión se está volviendo cada vez más atractiva para los inversionistas colombianos.


Esta es una opción de inversión que vale la pena considerar. La diversificación de las inversiones en bienes raíces es una estrategia clave para proteger y hacer crecer el patrimonio, y la inversión en bienes raíces multifamiliares es una oportunidad única para lograr precisamente eso. “En un mundo financiero en constante cambio, es crucial estar al tanto de los nuevos instrumentos y estrategias de inversión. En Dividenz, estamos comprometidos a ofrecer estos productos a la población de Colombia y a toda América Latina, en los mercados con mejor performance de Estados Unidos, como lo son los estados de Texas, Nevada, Utah, entre otros” comenta Iván Chomer, CEO de la compañía.

ความคิดเห็น