• Juan K LiBre

Comenzó a regir la reglamentación para la gestión de residuos de envases y empaques

Para 2030, todas las compañías deberán cumplir con una meta de aprovechamiento de sus residuos al 30%, según la resolución 1407 de 2018.

Comenzó a regir la reglamentación para la gestión de residuos de envases y empaques

En 2018 fue expedida la Resolución 1407 de 2018 que reglamentó la utilización de empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal, y que tiene impacto directo en las empresas del país. Esta normatividad va dirigida a optimizar el uso de material en los envases y empaques. Por lo anterior, las compañías deben formular un “Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Envases y Empaques” que fomente el aprovechamiento y reutilización de estos.

El aprovechamiento de envases o empaques consiste en contar con un proceso mediante el cual, se recuperan materiales por medio del reciclaje, reutilización o cualquier método, con el fin de incorporarlos al ciclo económico o productivo de la empresa.


En la actualidad, el país genera cerca de 12 millones de residuos sólidos y solo se recicla 16,5% aproximadamente. Sin embargo, para hacerle frente a estas cifras, este año comienza a regir la resolución 1407 de 2018 con la intención principal de incorporarlos de nuevo al ciclo económico y cumplir con unas metas de captación que inicia con el 10% en 2021 para luego aumentar en 2% y 3% hasta llegar al 30% a cierre de 2030.

Así mismo, pretende que las empresas inviertan en investigación y desarrollo del ecodiseño para cumplir con el proceso y generar sensibilización y cultura ciudadana alrededor del adecuado manejo de estos materiales.

“Todas las grandes y pequeñas empresas deben cumplir con esta normatividad, así evitan sanciones por parte del Ministerio del Medio Ambiente y de la Anla, pues ellos han sido los encargados de esta resolución y las compañías tienen con el plan EMPATICA, la oportunidad de cumplirla y así hacer también un aporte positivo al país”, explicó Diego Guzmán CEO de Atica, empresa líder en la gestión integral de residuos sólidos, aceites y aguas.


Según Guzmán, las empresas deben incluir la línea base, es decir, la medida de los envases que se ponen en el mercado de forma global y discriminar el peso pro-material de envases en el mercado. Frente a los reportes de envases y empaques iniciales se deben trazar las metas a cumplir por parte de la empresa que se encuentra presentando el plan.


A su vez, los productores deberán cumplir la meta de aprovechamiento de empaques y envases, respecto al peso total de estos puestos en el mercado.


“Nosotros creamos Empática a partir de la resolución y lo que les estamos ofreciendo a las pymes es un acompañamiento y capacitaciones ambientales para así poder cumplir con la normatividad. Además, les colaboramos con el tema de construcción de la línea base y de acuerdo con las cantidades que tienen como meta, les entregamos una propuesta económica para unirse al plan y nos encargamos de toda la logística”, dijo el CEO de Atica.

¿Qué plazo se tiene para la implementación?

Los que estén identificados como productores, importadores y distribuidores a 31 de diciembre de 2017, debieron presentar el Plan de Gestión Ambiental a más tardar el 31 de diciembre de 2020, las compañías que iniciaron operaciones desde el 1 de enero de 2018 tienen plazo de presentar el plan el 31 de diciembre del 2021.


A la fecha la compañía cuenta con una certificación para recolectar más de 7.000 toneladas, garantizando la experiencia que tiene Atica en el mercado, no obstante, para este año tienen una meta de alcanzar 1.293 toneladas.


“Queremos invitar a los pequeños empresarios a que se unan a nosotros y trabajemos de la mano impulsando la economía circular del país. Es responsabilidad de todos cumplir con las normativas expedidas y trabajar adecuadamente con los materiales y residuos, esta es una normatividad que todas las empresas, sin importar el tamaño, deben de cumplir e incorporar dentro de sus procesos”, finalizó el directivo de la compañía.


Beneficios Atica

Son múltiples los beneficios que están detrás del modelo de economía circular, entre estas podemos encontrar:


• El aprovechamiento de residuos que pueden reutilizarse

• Evitar el uso del relleno sanitario. En Colombia más del 80% de los rellenos no cumple con la regulación Ambiental

• Reducción en un 4% de los gases por consecuencias del efecto invernadero

• Menos producción de materiales dañinos para el medio ambiente