• Juan K LiBre

Caquetá: paraíso turístico para el 2021

* Según el Barómetro de Viajala 2020, la búsqueda del Caquetá como destino turístico en portales digitales, aumentó un 84%. * El turismo en el Caquetá está enfocado en la aventura, la gastronomía, turismo comunitario y el ecoturismo. * Víctimas del conflicto armado, reinsertados y familias caqueteñas se unieron con el objetivo de darle una segunda oportunidad al territorio a través del turismo.

Caquetá: paraíso turístico para el 2021

* Uruki, el Manantial ubicado en la vereda Parcelación El Manantial en Florencia, Caquetá enfocado en ecoturismo, turismo ancestral y turismo gastronómico. * Corcaraño, en este corregimiento nació una organización con su nombre, Corcaraño, enfocada en el turismo comunitario, ecoturismo y turismo de aventura. * El portal de fraguita ubicado en San José del Fragua, Caquetá es único en el país donde dos montañas limitan un río cristalino para quienes visitan este paraíso. * La Cascada de las Iglesias, en la Vereda Las Iglesias montañita es un paraíso que permite conocer paisajes del piedemonte amazónico.

* Los Cajones del Pato en San Vicente del Caguán, es una ruta natural y llena de emociones para quienes visiten este paraíso. * Rafting en el Río Orteguaza en San Antonio de Antenas una aventura extrema en las aguas de uno de los ríos más importantes para el territorio no solo por su inmensidad, sino también por su aporte a la economía.


Estos son algunos de los planes y paisajes que se pueden encontrar en este territorio, que es resaltado por lugareños como Blaismir González, periodista apasionado por el turismo quien en sus redes sociales da a conocer sus mejores atributos : “El turismo es la nueva economía del departamento del Caquetá, además de ser excusa para resaltar su geografía, transformaciones rocosas, fuentes hídricas y todos sus paisajes, los cuales son la mejor postal. Sumado a esto la magia de la manigua envuelve a sus visitantes, los enamora y los invita a quedarse a disfrutar de su gastronomía y turismo sostenible. El departamento trabaja en tres rutas: norte, sur y centro, estas son las variantes de turismo’’ manifestó Blaismir González, creador de contenido para YouTube del Caquetá

Uruki el Manantial, es un espacio creado con el objetivo de resaltar el respeto por la pachamama, las comunidades ancestrales del territorio y la idiosincrasia e historia del Caquetá, su reconciliación y resiliencia, esto a través de la caminata por este paraíso en compañía de la comunidad indígena Uitoto y Coreguaje. Este ha sido apoyado por el Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA. “Para nosotros la reconciliación es un tema de gran importancia, ya que dentro del proyecto contemplamos trabajar con personas reinsertadas, siendo este un proceso de fortalecimiento para la comunidad”, aseguró Fernando Hoyos Cardozo, fundador del proyecto Uruki, El Manantial. “El agroturismo en todas sus líneas de acción como el turismo rural productivo, el cual desarrollamos desde Agrosolidaria Florencia y de la mano del turismo gastronómico, permite que el Departamento se dé a conocer como resiliente y una región, que después de abordar problemáticas como la deforestación, el conflicto armado entre otros; ha generado una vida estable para la población a través de las diferentes ramas del turismo. Estas acciones nos permiten trabajar en conjunto con la comunidad por la Amazonía y su protección’’, declaró Ricardo Calderón, Embajador de la Reconciliación del Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA. Por otro lado, el turismo comunitario es otra de las apuestas del Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA en el territorio a través del trabajo con la Corporación Ambiental para el Fomento del Turismo Rural Comunitario - CORCARAÑO, ubicado en el corregimiento El Caraño, en Florencia Caquetá.

Este organización trabaja por el rescate cultural de las tradiciones campesinas a través de la recuperación gastronómica y cultural fortaleciéndose con acciones inspiradas en el turismo que se divide en 4 ejes: agroturismo enfocado en la ruta de la panela y su proceso de producción; ruta del agua, visita a sitio naturales como las quebradas la Dorada, el Sinú y el Río Hacha; Mirador del Río Hacha, en puentes colgantes que permiten ver el esplendor de este y Caraño extremo, el cual consta de actividades como trekking nivel 2 y 3 de 2 horas por la vereda Villaraz a través del Río Caraño y finaliza en el Salto del Caraño, una caída de de agua de 15 metros. De acuerdo a la importancia de estas actividades para la comunidad, Irialed Murcia Ocaciones, Representante Legal, manifestó que “Corcaraño busca que los visitantes vivan la experiencia de una actividad que los conecte con las comunidades campesinas y sus vivencias. El turismo, debe transformarse en una alternativa económica para las comunidades rurales como eje de construcción de paz para el aprovechamiento consciente de nuestros recursos naturales para conservar y proteger el patrimonio. Por esto, le apostamos a un turismo comunitario que oferte más que el atractivo turístico, una vivencia real y significativa para el visitante partiendo del hospedaje, la gastronomía hasta la sensibilización sobre la importancia de la conservación del medio ambiente”. Por ello, continuar exaltando territorios que actualmente le apuestan a fortalecer sus comunidades y economías a través del turismo y de la protección de la pachamama, además al dar a conocer sus paisajes únicos que cuentan la historia de un pueblo que renació para trabajar por fortalecer y reconstruir la confianza entre su población le están diciendo al país y al mundo que las segundas oportunidades sí existen.

Sobre el Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA

Es una iniciativa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDI/VOCA que promueve alianzas transformadoras para generar acciones de movilización e integración económica, social y cultural en 24 municipios y ciudades con mayor presencia de población migrante venezolana, y de gran importancia para la reconciliación. Además, buscan resaltar la importancia de la memoria e identidad como herramienta de transformación y crear agentes de cambio inspirados en cuatro pilares: Confianza, Respeto, Empoderamiento y Diálogo.