• Juan K LiBre

¿Cómo tener una mayor responsabilidad financiera en el mundo digital?

* Durante 2020, la descarga de aplicaciones especializadas en temas de finanzas y pagos aumentaron en un rango entre 24% y 32% en el mundo, según la OCDE.

* Al cierre del año pasado, 2,6 millones de personas en Colombia accedieron por primera vez a un producto del sistema financiero.


La digitalización se ha posicionado como una tendencia irreversible en todas las industrias, especialmente en la financiera, en donde se encuentran nuevos actores como las Fintech, los neo bancos y las plataformas digitales. De acuerdo con la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), para el cierre de 2021, 1.500 millones de habitantes del mundo serán usuarios de servicios financieros digitales, lo cual refleja los avances que ha tenido el sector para superar distintos retos como las barreras geográficas, los costos y la informalidad.

Estos servicios apalancados en lo digital no solo se traducen en nuevas oportunidades para que las personas puedan ser parte del ecosistema de manera simple y transparente, sino también en un compromiso relacionado con fortalecer sus conocimientos financieros en el mundo actual, los cuales se centran en una mayor accesibilidad e inmediatez.

Contar con la capacidad de tomar decisiones más responsables, conscientes y competentes al momento de utilizar cualquier servicio financiero a través de internet puede impactar directamente la inclusión económica y social del país. Como lo menciona Tomás Bercovich, CEO de Global66, “somos conscientes que estamos viviendo una revolución en los servicios financieros, por eso no podemos dejar a un lado la necesidad de educar a las personas en su uso y guiarlos para que cuenten con una vida financiera responsable”.

¿Qué tener en cuenta?

Actualmente las personas tienen la oportunidad de mover su dinero de un lado a otro a través de un solo click, pero hay que tener presente algunas precauciones a la hora de acceder a los distintos servicios digitales:

  • Verificar la aplicación o la plataforma: las plataformas digitales solicitan distintos datos que son necesarios para tramitar cualquier transacción. No está de más que las personas revisen y se cercioren que la aplicación o plataforma cuenta con un respaldo y veracidad en cada servicio antes de entregarles sus datos.

  • Revisar los costos de cada transacción: a pesar de que uno de los diferenciadores de las plataformas digitales son los bajos costos, es indispensable que se tenga presente el valor de cada transacción. Por ejemplo, con plataformas como Global66, las personas en algunos países pueden enviar dinero en línea a cualquier persona sin costos ocultos con tipo de cambio real e incluso, pueden realizar transferencias instantáneas desde su billetera digital de manera gratuita.

  • Fijarse en las medidas de seguridad: la seguridad es un punto en el que el sector financiero ha venido trabajando, pero es importante seguir un paso a paso básico para evitar cualquier tipo de fraude como es entrar directamente a las páginas oficiales de las entidades financieras, no guardar contraseñas en ordenadores o celulares ajenos y no responder a correos electrónicos poco confiables.

  • Tener presente el alcance del servicio al que se accede: si es el caso de administrar algún tipo de ahorro, es importante tener un plan detallado para asegurarse que el uso del servicio es el esperado. Por otro lado, si se va a realizar cualquier tipo de transacción es clave fijarse en los tiempos de envío del dinero.

  • Acudir a asesoría cuando sea necesario: una de las ventajas de las plataformas digitales es que normalmente cuentan con chats en línea que permiten despejar cualquier duda que el usuario tenga. Así la persona considere que tiene todo claro, es crucial asesorarse directamente con la institución financiera antes de acceder a un servicio por primera vez.

De esta manera, el uso de nuevas tecnologías ha impulsado mayores facilidades en la vida financiera de cada usuario y ha impulsado a que las entidades generen acompañamientos exclusivos para el uso de sus servicios financieros. Así lo concluye Tomás Bercovich, CEO de Global66, “nos interesa enormemente que nuestros clientes cuenten con una asesoría permanente para que el uso de nuestros servicios logre tener un resultado efectivo y responda directamente a sus necesidades.