• EL ENFOQUE

Aprenda cómo combinar vino con gastronomía colombiana

Los sabores típicos colombianos armonizan muy bien con los vinos del mundo y Casa Domecq propone distintos maridajes para deleitar, a continuación algunas recomendaciones.


Aprenda cómo combinar vino con gastronomía colombiana

Colombia es reconocida por su oferta gastronómica que varía según la región del país; independiente de la amplia oferta nacional también encontramos muchos platos similares con variaciones en los ingredientes o preparaciones. Cuando hablamos de gastronomía colombiana todos nos remitimos a los almuerzos en casa de la abuela, esas reuniones inolvidables donde preparaban los mejores frijoles, el mejor sancocho, etc, que ningún restaurante podría igualar.


Ahora bien, degustar un plato colombiano acompañado de una buena copa de vino es una experiencia espectacular que cada vez toma mayor fuerza en reuniones con amigos, almuerzos familiares y visitas a restaurantes.


Entre los maridajes más reconocidos se conoce el champagne y el caviar, el oporto y el queso azul o el chocolate con el brandy, combinaciones tradicionales e inseparables que están catalogadas como un matrimonio eterno e indisoluble. Sin embargo, Casa Domecq nos propone distintas combinaciones entre gastronomía colombiana y vinos que harán volar su imaginación.


“Para cada plato decimos con firmeza: Existe un tipo de vino, por autóctono y criollo que pueda sonar el plato” comentó Isidoro Esquenazi, gerente de mercadeo de Casa Domecq.

Es por esto, que a continuación damos a conocer maridajes novedosos de platos típicos colombianos con vino para compartir en familia o con amigos.


· Ajiaco Santafereño y Undurraga Sibaris Pinot Noir: el mejor vino para un ajiaco santafereño sin duda alguna es el Sibaris Gran Reserva Pinot Noir o también puede ser un George Douboeuf Pouilly Fuissé Chardonnay.


· El icónico asado de carne con el Malbec: los carnívoros, los que tienen parrilla con terraza y no al revés, siempre irán a la fija con un gran malbec de la casa Salentein, con su línea Reserva para los más avezados.


· Lechona tolimense y Tempranillo Español: platos tan tradicionales como la lechona tolimense pueden maridar con un inigualable tempranillo español, este debería ser riojano y de postín, tal vez un crianza de la Bodega LAN, o un Ribera del Duero de Bodegas Portia, uno de los mejores Duero en su relación costo-beneficio, en el mercado colombiano.


· Coctel de camarones con un Leganza Rosé: los vinos rosados y espumantes hacen una fiesta con la gastronomía colombiana, un Condesa Leganza Rosé, con un coctel de camarones, puede ser una experiencia religiosa y un cava como el encumbrado Juvé & Camps Reserva de la Familia, explota en la boca con una buena cazuela de mariscos.


· Sancocho de Ginebra con Chianti italiano: Un Sancocho de Ginebra (Valle) difícilmente podrá resistirse a las delicias de un Chianti de Frescobaldi de Italia. También sugerimos disfrutar un plato de sancocho con un Volcanes Reserva Sauvignon blanc.


· Frijolada con Syrah Chileno: Es un plato que contiene una gran cantidad de mezcla de sabores y una carga de grasa importante, por tal motivo recomendamos maridar la frijolada con Aliwen Reserva Syrah-Cabernet.