top of page
  • Foto del escritorJuan K LiBre

Alimentación Saludable: una tarea pendiente de los Colombianos

Según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida-ECV, realizada para el período 2022 por el DANE, el 28.1% de los colombianos experimentan inseguridad alimentaria, y esta cifra se eleva al 32.5% en centros poblados y áreas rurales dispersas.


En una reciente encuesta realizada por Provokers en nueve ciudades de Colombia, que incluyó a 2.220 participantes, se han revelado datos preocupantes sobre la inseguridad alimentaria y el interés creciente por una alimentación más saludable en el país. A pesar del aumento en la conciencia sobre la importancia de la nutrición, existen desafíos significativos que impiden la adopción de estilos de vida más saludables.


Según la encuesta Nacional de Calidad de Vida-ECV, realizada para el período 2022 por el DANE, el 28.1% de los colombianos experimentan inseguridad alimentaria, y esta cifra se eleva al 32.5% en centros poblados y áreas rurales dispersas. Esto demuestra que la preocupación por la alimentación está en aumento y que los colombianos son cada vez más conscientes de cómo la alimentación afecta su bienestar integral, tanto física, mental y emocionalmente.


Así mismo, algunos de los consumidores que participaron en el estudio, afirmaron que los factores como la situación económica actual, la falta de tiempo y la tradición ejercen una influencia significativa en las elecciones alimenticias. Esto ha llevado a cambios como la reducción en el consumo de carne y un aumento en el consumo de granos y arroz debido a su mayor asequibilidad.


Aunque se ha registrado un aumento en la conciencia sobre la alimentación saludable, se encontró que un 38% de las personas de menos recursos siguen priorizando la satisfacción del paladar sobre la salud, en comparación con el 27% de la población en general. Además, el 30% de la población considera que seguir la dieta tradicional de su familia es la mejor opción.


La encuesta también muestra que el 70% de los encuestados siente que cocinar en casa les permite tener un mayor control sobre la salud de sus comidas. Sin embargo, el 75% de las personas no lee la información nutricional ni los ingredientes de los alimentos antes de comprarlos.


A nivel mundial, la preocupación por la regulación de alimentos ha llevado al 43% de las personas a buscar alimentos bajos en sal, grasa y azúcar. Además, el 70% considera que lo que se prepara en casa le permite controlar que sea saludable.


Así mismo, el 34% de los encuestados considera el azúcar como un veneno, siendo este sentimiento más fuerte entre los segmentos más altos de la población, con un 50% que comparte esta opinión.


Un aspecto positivo es que el 43% de las personas manifiesta interés en alimentos enriquecidos con vitaminas y minerales, lo que demuestra una creciente conciencia sobre la importancia de una nutrición equilibrada.


A pesar de la creciente conciencia sobre la alimentación saludable, aproximadamente el 40% de los encuestados considera que comer de manera saludable es costoso. “Actualmente, existe un deseo generalizado de adoptar estilos de vida más saludables pero todavía muchos colombianos enfrentan dificultades en la implementación de estos cambios. La lucha contra enfermedades, el deseo de éxito en actividades cotidianas, mantener un equilibrio entre trabajo o estudio y vida personal, y la necesidad de sentirse parte de una comunidad global son factores motivadores para este cambio”, afirmó Rosalba Olivella, CEO de Provokers.


El temor a las enfermedades y su impacto en la autonomía, la familia, la economía y la capacidad de trabajo ha llevado a una reconsideración de los estilos de vida y, en consecuencia, de la alimentación pero aún en Colombia, tenemos la tarea pendiente de implementarla en su totalidad.

Comments