• Juan K LiBre

Alejandro Fernández hizo nuevamente historia con el espectáculo América en una sola voz

Solo hay una palabra para describir lo que sucedió esta noche: Histórico. Así fue el concierto que ofreció Alejandro Fernández completamente en vivo, un show a la altura de los mejores espectáculos del mundo, y que fue disfrutado de manera simultánea por miles de fans en 19 países a través de streaming.


Rodeado de una producción de primer nivel y acompañado de un mariachi integrado por 11 elementos, además de nueve músicos y dos coros, Alejandro Fernández pisó nuevamente el escenario del Auditorio Telmex en Guadalajara, esta vez sin público pero con la misma emoción y cantando con todo el cariño y fuerza como si sus fans estuvieran en el lugar.


A la distancia, fanáticos no sólo de México y Estados Unidos, sino de Honduras, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Panamá, República Dominicana, Nicaragua, Colombia, Bolivia, Uruguay, Perú, Chile, Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador y Paraguay acompañaron a Alejandro Fernández en esta noche especial, en la cual interpretó sus grandes éxitos en versiones inéditas, así como los nuevos clásicos incluidos en su más reciente producción discográfica, titulada Hecho en México.

Alejandro Fernández dio inicio con “Tantita pena” y a partir de ese momento la adrenalina fue aumentando con cada canción, mezclando su faceta pop con mariachi y algunos temas en acústico: “Hoy tengo ganas de ti”, “Niña amada mía”, “Me dediqué a perderte” y “Como quien pierde una estrella”, entre muchos más, incluidas canciones nuevas como “Decepciones”, “Te olvidé”, “La mesa 20” y “Mentí”.


El cantante ofreció un concierto de dos horas durante las cuales la emoción nunca decayó, al contrario. Justo en el punto más alto cantó uno de sus más recientes éxitos, “Caballero”, para despedirse con “Se me va la voz”.