• Juan K LiBre

Aceite usado, un residuo que se convierte en oportunidad

* Colombia genera cerca de 40 millones de galones de aceite usado al año.

* Empresas como Atica tienen la capacidad de procesar 7 millones de galones de aceite usado.

* De acuerdo a información reportada por el Fondo Aceite Usado (FAU), una sola gota de aceite puede contaminar un (1) m3 de agua.+


En Colombia se generan alrededor de 40 millones de galones de aceite mineral usado al año, por lo que en el 2021 la empresa Atica recolectó 5.1 millones de galones de aceite mineral y para este año espera aumentar su participación a 7 millones de galones aportando al cuidado del medio ambiente.


Atica lleva más de 25 años gestionando residuos y aguas industriales. Actualmente recolecta grandes generadores industriales, y transportistas, así como de microempresarios como: montallantas, autoservicios, servitecas, concesionarios y establecimientos pequeños; esto le permite a la industria generadora contar con una alternativa de tratamiento con sello de economía circular, ya que se transforma de un residuo peligroso a un producto terminado.


De acuerdo a información reportada por el Fondo Aceite Usado (FAU), una sola gota de aceite usado puede contaminar un (1) m3 de agua. Según Mauricio Abondano, Gerente de negocios de Atica estos procesos contribuyen al favorecimiento del medio ambiente, evitando dicha contaminación, “Es un tratamiento certificado, nosotros buscamos que se generen productos alternativos que reemplacen los combustibles convencionales y evitamos la mala disposición de este residuo peligroso como lo es el aceite mineral usado, incentivando a las industrias a cuidar el entorno a través de un manejo adecuado de estos.”

El proceso de re-refinación de aceite mineral usado es amigable con el medio ambiente y disminuye el impacto ambiental, dándole una segunda vida útil con la última tecnología para obtener sustitutos de combustibles industriales. Adicionalmente, en Atica se aprovecha el poder calorífico de los residuos peligrosos para la generación de energía térmica.


“El mercado colombiano mueve cerca de 40 millones de galones al año y Atica tiene la capacidad de procesar 7 millones anuales” agregó Mauricio, todo esto a través de servicios como logística especializada, refinación, filtros y sólidos, compra de aceites usados y certificado de procesamiento.


Finalmente, Atica recoge aceite usado en todas las regiones de Colombia y es procesado en la re-refinería ubicada en la ciudad de Cartagena, en donde se fabrican productos terminados que regresan nuevamente al mercado con especificaciones técnicas de alta calidad y precios competitivos.