• Juan K LiBre

Acciones logísticas para disminuir la contaminación en las ciudades

Empresas de consumo masivo trabajan en la implementación de diferentes proyectos que permitan una logística más eco eficiente.


  • En el último año, por ejemplo,  Alpina ha adquirido, para su logística, 6 vehículos a gas, 15 Euro IV y actualmente se encuentra realizando la prueba del primer camión eléctrico con unidad refrigerada eléctrica en América Latina.

  • La puesta en funcionamiento de la torre de control 2.0, la entrega de productos en horarios nocturnos y la implementación de termos con paneles solares, son otras de las novedades de la compañía de alimentos colombiana.

En su compromiso por ser cada día más sostenible por medio de acciones que garanticen el cuidado del medio ambiente y la reducción de emisiones, Alpina, viene implementando proyectos que permitan que su logística sea cada día más eco eficiente.


“Para lograr que nuestras operaciones, en términos de transporte, sean cada vez más eco eficientes, venimos trabajando desde diferentes frentes. Por un lado estamos renovando nuestra flota de vehículos por aquellos que tengan tecnologías limpias, pero al mismo tiempo trabajamos de la mano de nuestros grandes clientes para que las entregas se hagan en la noche, lo que reduce emisiones y descongestiona el tráfico citadino. En otro frente trabajamos para que nuestras tecnologías de refrigeración generen cada día un menor impacto” afirmó Claudia DiTerlizzi, Vicepresidente de operaciones de Alpina.


La compañía ha implementado un plan para evaluar vehículos con motores y combustibles más limpios. En ese sentido, ha evaluado 2 tipos de tecnologías en la flota primaria: gas y Euro V. Tras diferentes estudios realizados sobre las emisiones de Co2 de cada uno de ellas, y su adaptabilidad a la red de transportes, Alpina adquirió 15 vehículos Euro IV que entraron en operación en el 2019 y 6 vehículos a gas que entrarán en operación durante el 2020. Con esto, la compañía reducirá en un 10% (1.111 tn CO2) sus emisiones en las operaciones logísticas de llegada al consumidor.


De igual manera, desde el mes de febrero, inició en Medellín la prueba del primer camión eléctrico con unidad refrigerada eléctrica de América Latina. Estos vehículos no producen emisiones de Co2 y no generan ruido. Este camión operará dentro de la distribución secundaria, es decir dentro de las ciudades. Estas pruebas se están trabajando bajo la alianza de Renting Colombia, empresa de Bancolombia.


“Pensando en cómo aportar positivamente en la movilidad de las ciudades y seguir impactando directamente en la disminución de la huella de carbono, estamos entregando en horarios nocturnos en Bogotá. A partir de esto, fuimos los primeros en incursionar esta modalidad en la ciudad. Para seguir trabajando en este propósito, actualmente estamos en negociaciones para la ampliación de este recorrido ya que es muy importante para nosotros continuar con este proyecto” explicó DiTerlizzi.


Otras innovaciones de Alpina en su flota


  • Última milla: la compañía viene realizado pruebas con modelos propios y terceros. Por esta razón, actualmente, en Bogotá, están en funcionamiento dos motos furgones, y se espera que en los próximos meses entren en operación 8 más. Cada uno de estos vehículos equivale a 1.5 camiones tradicionales.

  • Paneles solares: actualmente la compañía cuenta con 31 vanes provisionados de paneles solares que contribuyen con el ahorro de baterías en un 60%, un impacto en la disminución de combustible de 1.312 Galones y una reducción de emisiones de Co2 de huella de carbono en 29.000 Lbs.

  • Torre de control: desde el año pasado Alpina viene actualizando su Torre de Control lo que permite revisar el comportamiento frio dentro de las unidades refrigeradas de los camiones y poder monitorearla remotamente lo que permite tener una mejor conservación del producto y una eficiencia con el entorno.

  • Ruteo dinámico: gracias a esta herramienta, la compañía ha logrado optimizar su red logística, aumentar la capacidad de carga de los carros y optimizar los desplazamientos de la flota. Todo esto ha permitido una reducción de los carros necesarios en la operación, contribuyendo de esta manera con la movilidad y cuidado al medio ambiente.